10 Consejos antes de abrir una Tienda Online en 2022

11 Consejos para abrir una Tienda Online

Llevas demasiado tiempo con la idea rondando por tu cabeza: abrir una tienda online. No será una tarea sencilla, y tendrás que salvar diferentes obstáculos que te encontrarás por el camino. Para echarte un cable, quiero darte algunos consejos antes de abrir una tienda online.

Es posible que la idea te haga sentir inquietud. Una mezcla de ilusión y miedo que tiene que “explotar” por algún lado. Es algo completamente normal, ya que es difícil estar preparados para la incertidumbre. No obstante, si tu idea de tienda online es viable y pones foco y constancia en el proyecto, verás que los resultados llegarán.

Aquí te traigo varios consejos útiles que debes leer si te planteas abrir una tienda online. ¡Vamos con ello! 😃

1 – Escoge un nicho de mercado

Un nicho en comercio electrónico es básicamente un segmento de mercado en el que los individuos tienen necesidades similares por cubrir. Para ser considerado un nicho de comercio electrónico, debe haber un diferenciador único.

Por ejemplo:

  • Mercado general: Proteínas en polvo
  • Nicho de mercado: Proteínas en polvo para intolerantes a la lactosa

Algunas empresas son capaces de vender cualquier tipo de producto en una misma tienda online, pero son la minoría. Si no escoges un nicho específico en el que ser referencia con tu tienda online, probablemente fracasarás.

Es cierto que cuando eliges un nicho en Ecommerce, tu público objetivo se verá reducido, pero a su vez tendrá menos competidores. En un mercado tan competido como el actual, es vital para la supervivencia elegir nichos específicos donde hacerse fuertes. No tengas miedo elegir un nicho específico.

Mi recomendación es que elijas un nicho por el cual tengas pasión y que esté en tendencia, de lo contrario, puede que tu motivación caiga a corto-medio plazo. Supongamos que te encantan los perros y quizás te estés planteando abrir una tienda online de comida para perros. Ese podría ser un nicho muy interesante si te apasiona ayudar a los dueños de mascotas a alimentar a sus perros con una dieta saludable.

2 – Asegúrate del potencial del nicho

Siempre debes estar al tanto de lo que ocurre en el mercado. Una recomendación clara es que elijas un nicho con potencial y cuya tendencia sea alcista en los últimos años. Si quieres encontrar un nicho de mercado en tendencia, fíjate en lo que está de moda actualmente. Si eliges un nicho cuya tendencia es decreciente o un nicho de una simple moda pasajera, esto pondrá en peligro la viabilidad de tu proyecto.

Google Trends y el planificador de palabras clave de Google Ads pueden ser de gran ayuda en este sentido. Puedes probar diferentes palabras clave en estas herramientas para averiguar las últimas tendencias en Ecommerce.

Ejemplo de producto en tendencia – Google Trends

Con la herramienta Google Trends, puedes introducir un término y comprobar si está en tendencia en el mercado. En este ejemplo puedes ver como las «freidoras sin aceite» están en pleno auge desde octubre del 2021. Te recomiendo que selecciones la vista de los últimos 5 años para que puedas ver mejor las tendencias. De esta manera te aseguras de que identificas los productos que están experimentando un verdadero aumento en el volumen de búsquedas en lugar de tendencias estacionales o puntuales.

3 – Determina cuál es tu cliente ideal

Este punto está directamente ligado a los dos anteriores y es de vital importancia. Debes determinar quién es tu cliente ideal en el momento que vas a elegir un nicho de mercado.

La pregunta fundamental que te tienes que hacer es si tu producto y propuesta va a resolver los problemas o necesidades de un grupo poblacional concreto.

Si no sabes quién es tu cliente ideal: ¿Cómo vas a plantear satisfactoriamente tu negocio Ecommerce? Es esencial que conozcas perfectamente al público al que te quieres dirigir. Si sabes a quién quieres atraer a tu tienda online irás por buen camino.

Para analizar quién es tu cliente ideal debes tener una radiografía completa del mismo. Estos son algunas cuestiones que debes tener claras:

  1. Género: Define si te diriges a hombres, mujeres o ambos.
  2. Edad: Estima un rango de edad de tu comprador potencial.
  3. Actividad: Debes conocer si el perfil de tu cliente encaja con un estudiante, trabajador, parado, jubilado…etc.
  4. Estilo de vida: Qué tipo de lugares frecuenta, qué gastos hace, qué actividades realiza y que cosas le preocupan.
  5. Nivel socio económico: Establece cuál es el poder adquisitivo de tu cliente ideal.
  6. Problemas: Determina cuales son los problemas que tus compradores quieren resolver y si tu producto les solucionará dicho problema.
  7. Propuesta de valor: Determina porqué el cliente potencial elegirá tu propuesta frente a la de otros competidores.

4 – Investiga a tu competencia

Antes de decidirte a abrir una tienda online, debes observar atentamente a tus posibles competidores. Entra en tu buscador favorito e introduce una o varias palabras clave que tus clientes objetivo probablemente utilizarán para encontrar los productos que planeas vender online.

Si hay empresas que ya venden productos similares a los que quieres vender, tendrás que averiguar si tienes una oportunidad real de competir con ellas. Si existen varios sitios que ya dominan el mercado, quizá no merezca la pena enfrentarse a ellos.

Lo más probable es que estas marcas lleven años trabajando sus tiendas online y generando una audiencia alrededor de sus productos. Debes mentalizarte de que a ti también te llevará tiempo generar credibilidad y una audiencia fiel en el mercado.

5 – Define tu mercado

Una vez que tengas claros cuáles son los productos que vas a ofrecer y tras conocer cuál es tu público objetivo, debes determinar si te vas a dirigir a un mercado local (un país), un mercado común o región económica (acuerdo entre dos o más países a nivel arancelario y de circulación de mercancías) o al mercado mundial.

Vender en un Mercado Local

Abrir una tienda online - Venta local

Si vas a iniciarte en comercio electrónico, mi recomendación es que empieces por un área o país concreto. Es la forma más sencilla de testear la viabilidad de tu producto y logísticamente es más sencillo.

Una vez hayas conseguido establecerte y compruebes la viabilidad del proyecto, puedes abrirte a un mercado más amplio para escalar tu negocio.

Vender en un Mercado común o Región económica

Esta opción es más interesante si tienes algo de experiencia. Si te orientas a una región económica con acuerdos arancelarios (Ej.: Unión Europea o Mercosur) es interesante para poder escalar más fácilmente tu negocio.

Este tipo de mercados te abren la posibilidad de poder incrementar tus ventas y así crecer más fácilmente. La libre circulación de mercancías en un espacio económico común hace que optimices los procesos burocráticos y tus clientes no tengan que estar preocupados por que los productos queden en las aduanas a la espera de ser liberados.

Vender en el Mercado mundial

Esta opción es la más compleja de todas y la recomiendo para personas experimentadas. Vender a nivel mundial implica muchas cosas desde las diferencias idiomáticas y culturales hasta la forma de pensar o los gustos de los consumidores.

Es cierto que vender a nivel mundial puede hacer que tu proyecto sea muy escalable, pero debes conocer también reglas del comercio internacional para los envíos y ciertos procesos burocráticos.

6 – Estima tus márgenes de beneficio

Vale, supongamos que tienes claro el mercado al que te vas a dirigir. Hay un hueco en el mercado con una competencia relativamente asequible. Lo primero que debes preguntarte es, ¿Qué beneficio o retorno puedo obtener vendiendo el producto que he elegido?

Para ello, primero debes prever cuáles van a ser tus gastos mensuales y debes tener un margen de seguridad hasta que alcances el punto de equilibrio. El punto de equilibrio se define como el momento en que una empresa cubre sus costes fijos y variables. Es decir, es el punto en el que tus ingresos y los gastos están al mismo nivel y, por lo tanto, no tienes ni pérdidas ni ganancias.

A continuación, puedes ver un listado de posibles costes en los que puedes incurrir en comercio electrónico:

  • Coste de inventario / mercancías
  • Gastos de envío
  • Gastos de procesamiento de pagos (tarjeta de crédito y plataformas)
  • Coste del tiempo necesario para empaquetar y enviar los pedidos
  • Gastos por devoluciones
  • Gastos del sitio web (dominio, plantillas, apps, plataforma ecommerce)
  • Campañas de publicidad
  • Embalajes, etiquetas, flyers, cupones

Nota: Este listado no es completo y es orientativo. Pueden existir otros costes derivados de la actividad.

7 – Planea un Producto Mínimo Viable

Al iniciar tu negocio de comercio electrónico es mejor lanzar siempre una primera versión de prueba sin arriesgar excesivo capital y recursos para ver si la idea es viable en el mercado.

El Producto Mínimo Viable (PMV) es una versión mínima del producto que incluye sus características fundamentales manteniendo su valor central, que se lanza al mercado para poder probarlo de forma rápida. El PMV te permitirá validar el enfoque de tu producto y su capacidad de resolver los problemas de los usuarios.

Un Producto Mínimo Viable se construye en torno a un objetivo principal de mínimos y busca obtener las opiniones de los usuarios lo antes posible. Este enfoque es adecuado para probar la idea de negocio antes de invertir un presupuesto importante en el desarrollo del proyecto.

Si pretendes abrir una tienda online con la propuesta perfecta, ya te digo de antemano que no existe y puede poner en riesgo tu proyecto. Es un proceso que debes transitar que a lo largo del tiempo y puedes ajustar y mejorar con el paso del tiempo.

8 – Gestión de Stock y logística eCommerce

Cuando vas a empezar en el negocio de comercio electrónico, debes conocer las diferentes opciones en cuanto a la gestión y logística de las mercancías.

Modalidades de gestión y entrega de mercancías en Ecommerce:

  1. Stock y almacén propio: llevas tu propio stock, gestionas el almacenamiento y envías los pedidos por tu cuenta. Esta opción es recomendable para personas con experiencia en Ecommerce o con ciertos recursos económicos. No es recomendable para novatos ya que requiere de una inversión y riesgo mayor. Su principal ventaja es que tienes un control absoluto de las mercancías, pero su mayor desventaja es que tendrás que soportar mayores costes y tareas.
  2. Servico de fulfillment: envías tus productos a un tercero y a medida que vas teniendo pedidos, la empresa de fulfillment se encarga de gestionar tu stock y de enviar los paquetes a tus clientes. Esta opción es recomendable para personas con algo de experiencia en Ecommerce. Su principal ventaja es que delegas parte de las tareas más tediosas a un tercero, pero a su vez, su principal desventaja es que sólo tienes un control parcial sobre la mercancía.
  3. Servicio de dropshipping: un tercero produce y envía directamente los productos que vendes al cliente final. Esta opción es recomendable para iniciarte en comercio electrónico. Su principal ventaja es que delegas todas las tareas, pero por contra, no tienes ningún control sobre la mercancía.

Para que puedas ver la información de forma más cómoda he elaborado esta tabla, con lo que ofrece cada opción:

Gestión de Stock y logística eCommerce:

Características del servicioDropshippingCentro de FulfillmentStock y almacén propio
Puedes customizar etiquetas, packaging y brandingPocas vecesEn ocasiones
Posibilidad de comprar al por mayor para reducir el coste por artículoNo
Requiere un alquiler de almacénNoNo
Gestión de envío incluidoNo
Incluye embalajes para el envíoNo
Control y seguimiento de las existenciasNoNo
Los artículos dañados o defectuosos están cubiertos o son sustituidos por el proveedor o el fabricanteNoNo
Modalidades de gestión y entrega de mercancías

9 – Define tu estrategia de precios

Abrir una tienda online - Estrategias de precios

La estrategia de precios correcta para el comercio electrónico es diferente para cada empresa. En muchas ocasiones, a medida que el proyecto empresarial crece, puedes necesitar ajustar tu estrategia de precios.

A medida que tu negocio crece, los costes pueden crecer exponencialmente, y el coste real por pedido y/o el coste de adquisición de nuevos clientes pueden aumentar también. Es fundamental que tengas clara una estrategia de precios que te ayude a escalar tu negocio.

La elección de la estrategia de precios adecuada depende de varios factores, desde cuánto te cuesta producir el producto hasta cuál es la demanda de los clientes. A continuación, te presentamos algunas estrategias habitualmente utilizadas.

Estrategias de precio más comunes en Ecommerce:

  • Fijación de precios en función del coste: es uno de los métodos más utilizados. Se basa en calcular cuál es el coste de producir tu producto y le añades un margen de beneficio.
  • Fijación de precios en función de la competencia: en este caso los precios se fijan en función del precio de la competencia y la calidad de tus productos.
  • Fijación de precios en función de la demanda: se analiza al cliente potencial y se fija un precio en función del valor que este le da a tus productos.

10 – Proyecta abrir una tienda online

Una vez que hayas planificado el grueso del proyecto y todo el mecanismo del proceso, es el momento de pensar en crear y abrir tu tienda online.

Es el momento en el que debes elegir un nombre de marca. Mi recomendación es que sea un nombre de marca memorable y fácil de pronunciar, que no sea una marca registrada en tu país y esté disponible el dominio (a poder ser .com).

Si planeas la posibilidad de abrirte a mercados internacionales en un futuro, valora escoger un nombre de marca «amigable» con el idioma de esos mercados.

Para comprobar la disponibilidad de un dominio te recomiendo la herramienta gratuita Instant Domain Search que te permite ver dominios disponibles de forma muy rápida.

Una vez tengas claro el nombre de marca, puedes contratar la elaboración de un logotipo. Una de las mejores herramientas y una de las que más utilizo es Fiverr, una muy conocida plataforma donde puedes contratar el diseño de tu logotipo a un precio muy competitivo. Simplemente debes registrarte y contratar a un profesional de la creación de logos. En 2-3 días tendrás tu logo hecho a medida 😉

Elige el tipo de plataforma

Las dos plataformas de comercio electrónico más populares del mercado en la actualidad son WooCommerce con una cuota de mercado del 29% y Shopify con una cuota de alrededor del 23%. Ambas son líderes indiscutibles en el mercado a día de hoy.

Mi recomendación a la hora de hacer tu tienda online, es que utilices la plataforma Shopify que está diseñada expresamente para el comercio electrónico. Una de sus mayores ventajas es que delegas toda la infraestructura tecnológica y no tienes que preocuparte por el almacenamiento web (hosting), los posibles ataques o problemas informáticos o las funcionalidades de tu tienda. Esta plataforma es una de las más completas que existen en el mercado del comercio electrónico. Puedes probar Shopify con una prueba gratuita de 14 días.

Respecto a WooCommerce, que también la he utilizado, te puedo contar que se crea a través del archiconocido CMS WordPress. La instalación del sistema de gestión de contenidos (CMS) es gratuita, pero toda la infraestructura tecnológica recae en ti. Es decir, que tienes que contratar un hosting y cuidar del sitio web a lo largo del tiempo. Este CMS se creó originalmente para la creación de blogs y posteriormente fue adaptado para poder crear páginas web y tiendas online con el plugin WooCommerce. Las funcionalidades que ofrece en materia de comercio electrónico son bastante menores que las que puede ofrecerte Shopify.

El motivo de decantarme por Shopify es que puedo estar completamente despreocupado de los aspectos técnicos de la página y centrarme en impulsar mi negocio Ecommerce.

A partir de aquí debes centrarte en la configuración de la tienda online y de su lanzamiento. Puedes consultar otros muchos artículos en Reactiva Online que espero que te ayuden 😃

Empieza una Prueba Gratuita de 14 días

Prueba gratis una de las herramientas más potentes del mercado para comercio electrónico. No es necesario que tengas conocimientos técnicos para abrir tu propia tienda.

Preguntas frecuentes antes de abrir una tienda online

¿Puedo abrir una tienda online de ropa sin stock?

Sí efectivamente. Actualmente existen proveedores de ropa y empresas de impresión bajo demanda o Print On Demand (POD) que fabrican los productos unitariamente y los envían directamente a tus clientes.
Las dos empresas de Print On Demand que más recomendamos son Printful y Printify líderes del mercado. Así mismo, existen otras buenas empresas como Gelato, SPOD o Gooten.

¿Es posible abrir una tienda online sin stock?

Sí por supuesto. Si estás planteándote iniciarte en comercio electrónico, esta puede ser una buena opción. El dropshipping supone que un tercero produzca y envíe los productos a tu cliente final. No necesitas stock ni almacén. Su principal ventaja es que delegas las tareas de producción y logística a un tercero, pero por contra, no tienes control directo sobre la mercancía.

¿Puedo abrir una tienda online sin ser autónomo?

Esta pregunta no tiene una respuesta sencilla. Lo primero que debes hacer es consultar la legislación de tu país y consultar a expertos en la materia.
Si vas a abrir tu negocio en España, existen ciertas lagunas normativas al respecto. Por un lado, la Seguridad Social establece como norma que debes darte de alta en autónomos si realizas una actividad económica a título lucrativo de forma habitual, personal y directa.
Por otro lado, el Tribunal Supremo español dictó una sentencia en 2007 que ha sentado jurisprudencia. De este auto se desprende que están exentos de darse de alta en el RETA quienes no superen el SMI (Salario Mínimo Interprofesional) anual. En enero del 2022, el SMI es de 965 euros mensuales y 13.510 euros anuales.

¿Qué necesito para abrir una tienda online?

Una vez de que hayas elegido tu nicho de mercado, investigado a la competencia y definido cuál es tu cliente ideal debes plantearte abrir tu tienda online. Para ello, deberás:

1 – Elegir un nombre de marca y un dominio
2 – Escoger una plataforma de comercio electrónico
3 – Configurar tu tienda online
4 – Conectar con un proveedor de pagos
5 – Trabajar diferentes estrategias de marketing digital para captar tráfico y crear una audiencia fiel. Debes trabajar las redes sociales, el SEO y el email marketing como aspectos fundamentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba